SUBSTRATOS Y SUELOS SALUDABLES

El cambio climático plantea un gran riesgo para el futuro de nuestra propia existencia. Por este motivo el 15º Objetivo de Desarrollo Sostenible sobre la Vida de ecosistemas terrestres, suscrito por 193 países del mundo, establece distintos objetivos para detener la degradación de la tierra.

Si bien es cierto que los substratos basados en turba son muy eficientes y fáciles de manejar por el usuario, la ingente cantidad de CO2 que almacenan las turberas (solo son el 3% de la superficie de la tierra y secuestran más de 0,37 Gigatoneladas de CO2, según Naciones Unidas, supone que este tipo de tierra almacena más CO2 que todo el resto de vegetación del mundo conjuntamente) y las convierte en uno de los ecosistemas más valiosos del planeta que deberíamos implicarnos en conservar. En este sentido, se estima que la explotación de turberas es responsable del 6% de la emisión de Gases Invernadero generados por el ser humano.

La nueva gama de Substratos Vithal Rhizosphere, sin turba, basado en compost vegetal añade el exclusivo ingrediente Humus de algas Bokashi ofrececiendo una mezcla excelente que proporciona las características idóneas para el óptimo desarrollo de plantas y empodera al consumidor para que contribuya a reducir el cambio climático.

 

    

 

 

La extracción de turba es responsable del 6% del total de emisiones de GEI producidos por el hombre