Pulgones y orugas, ¿cómo pueden dañar tu cultivo?

Para que cualquier cultivo tenga éxito requiere de nuestros continuos cuidados. Las plantas requieren de ciertas condiciones para que se desarrollen y crezcan con normalidad y somos nosotros los que debemos proporcionarlos. Desde la temperatura y la humedad hasta la cantidad de nutrientes en el suelo son factores importantes que hay que tener en cuenta.

Uno de los aspectos que hay que tener especialmente controlado es la actuación de los Insectos sobre nuestros cultivos. Pueden llegar a ser muy dañinos para nuestras plantas afectando a su crecimiento y pudiendo provocar en algunos casos graves problemas. Por ello, es necesario realizar un seguimiento de este extremo y realizar las actuaciones necesarias llegado el caso.

En este artículo vamos a tratar de manera concreta cómo afectan los pulgones y orugas a la salud de nuestras plantas. Pueden llegar a dañar seriamente nuestros cultivos si no se actúa frente a estos visitantes indeseados. Es un problema habitual tener que combatir la acción de estos dos tipos de insectos que encuentran en los vegetales su medio perfecto para subsistir.

Los pulgones pueden llegar a constituir una verdadera plaga destructora de nuestros cultivos. Estos insectos de la familia de los hemípteros en realidad nada tienen que ver con las pulgas. Se alimentan de la savia de la planta con lo que es normal que encuentren en nuestros cultivos la mejor manera de subsistir. Sin embargo, pueden plantear bastantes problemas para las plantas.

Su gran capacidad reproductiva hace que nuestros cultivos se vean infestados en muy poco tiempo. Al succionar la savia de la planta está privando a las plantas de sus nutrientes lo que afecta a su crecimiento y también puede llegar a producir el marchitamiento.

 

Las orugas y los pulgones son grandes enemigos de nuestros cultivos

Además, segregan una melaza que mancha

Lee mas »